Curiosidades del rodaje de Juego de Tronos

29 octubre, 2018 Curiosidades del rodaje de Juego de Tronos

Juego de Tronos es una serie de televisión de Estados Unidos creada por David Benioff y D.B. Weiss para HBO. Basada en las novelas “Canción de hielo y fuego”, escritas por George R. R. Martin, la trama está basada en la fantasía medieval, el drama y la acción. La historia tiene lugar en Poniente, que es un continente ficticio en el que las estaciones pueden durar hasta cientos de años, y se centra en las luchas entre las dinastías de varias familias por hacerse con el famoso Trono de Hierro.

Esta historia comienza con la aceptación del cargo de Mano del Rey por parte de “Ned” Stark, el Señor de Invernalia. Por temor a rechazar la oferta y que su familia se viera afectada de una o de otra manera, Stark accede a ser el hombre de confianza del Rey. Después de haberse trasladado a Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos, Ned tendrá que lidiar con una peligrosa trama de secretos. Mientras, al otro lado del mar, el heredero al trono exiliado Viserys Targaryen casa a su hermana Daenerys con el líder de los Dothraki, Khal Drogo, creando así una alianza que les permita recuperar el ansiado Trono de Hierro.

El rodaje y los efectos especiales de Juego de Tronos

La serie desembolsó 15 millones de dólares por capítulo durante el rodaje la última temporada, por lo que estamos hablando de una producción y realización de alto nivel. Por ejemplo, en la primera temporada, los efectos especiales fueron realizados por la compañía Blue Bolt, que fue remplazada después por Mackevision y Rising Sun Pictures. El croma es una de las principales herramientas de trabajo en esta serie, que se emplea para completar los decorados o para recrear animales ficticios como los dragones. El trabajo de postproducción también es de gran importancia y para ello cuentan con Sam Conway, el responsable de este campo y jefe del proyecto.

La espectacularidad de las escenas en Juego de Tronos

Una de las claves de esta producción es la espectacularidad de las secuencias. Escenas con dragones que escupen fuego, seres fantásticos u otros efectos visuales como humos, agua o sangre son las que marcan la calidad de la serie. El cuarto episodio de la séptima temporada nos dejó una de las batallas más épicas. Casi diez minutos de peleas con espadas, dragones y fuego que no podrían haberse materializado si no fuese por los expertos en VFX de la empresa Iloura. Este trabajo consiste en manipular las imágenes una vez se ha grabado. Una técnica muy empleada en la postproducción de esta serie.

¿Con qué escena te quedas tú de la serie Juego de Tronos?

×