¿Un simio gigante colgado del Empire State?

12 octubre, 2018 ¿Un simio gigante colgado del Empire State?

Un simple vistazo al título de este artículo y la mayoría de los mortales saben que estamos hablando de la película King Kong. Nuestros días dedicados al cine, y en especial al maravilloso escenario que es Nueva York para filmar cualquier tipo de grabación, no podían comenzar hablando de otro edificio que no fuera el imponente Empire State Building.

El Empire State Building de Nueva York

Kong y el Empire State, un combinado perfecto para crear ciencia ficción

El rascacielos más famoso de la ciudad de NYC ha sido el epicentro de numerosas películas. Situado en la Quinta Avenida, su nombre deriva del apodo del estado de Nueva York y, durante más de 40 años, tuvo el privilegio de ser el edificio más alto del mundo. En los años treinta, el rascacielos fue el protagonista de una de las escenas más populares del cine de ciencia ficción.

Cartel de la película King Kong del año 1933

Resumen de la película King Kong de 1933

Durante la película “King Kong”, dirigida en 1933 por Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, el protagonista de la cinta -el cineasta Carl Denham– viaja hacia Indonesia, Asia, en barco para filmar la que espera que se convierta en su nueva película. A bordo del Venture, junto a la actriz elegida para protagonizar su película, Ann Darrow, Denham descubre al capitán de la embarcación su verdadera intención: alcanzar un lugar inexplorado (la isla Calavera) en el que vive una criatura desconocida para los hombres. Cuando llegan a su destino, la tripulación se encuentra con una tribu aborigen que quiere que Ann se convierta en la próxima ofrenda del simio gigante. La chica queda entonces atrapada junto a la criatura que, inesperadamente, desarrolla un cariño especial por ella.

Tras múltiples aventuras en la isla, los tripulantes del barco deciden rescatar a Ann y capturar a King Kong tras quedar inconsciente por culpa de una pelea con un dinosaurio y así llevárselo hacia Nueva York. Kong, que se enamora perdidamente de Ann, sería exhibido en la carpa de un teatro de la Gran Manzana. Su temor por el ser humano, en concreto por los tripulantes del Ventura, le hace enrabietarse de tal forma que consigue liberarse ya en tierras neoyorquinas para buscar a la protagonista. En ese momento la criatura trepa hasta lo alto del Empire State para tratar de encontrar a Ann y protegerla. Finalmente, Kong lograr alcanzar el punto más alto del popular edificio, donde es atacado por varios aviones de combate y cae al suelo de Manhattan derrotado.

¿Por qué King Kong fue revolucionaria?

En primer lugar, ningún director de cine había contado nunca una historia de ciencia ficción de tal manera. Por otra parte, los efectos especiales utilizados en la producción de la película fueron realmente novedosos. Se utilizó la llamada “retroproyección“, una técnica de composición fotográfica que fue empleada para que Kong pudiera aparecer en escena junto a otros personajes.

La emblemática escena del simio en el Empire State

A todos se nos quedará en la retina el final de la película en la que Kong, desesperado por encontrar a Ann, trepa a lo alto del edificio para intentar encontrarla, aunque sin éxito. Una de las muchas maneras en las que el Empire State ha sido el protagonista en las mejores proyecciones del mundo del cine, aunque esta vez de forma dramática. ¿Recordáis la tristeza que todos sentimos cuando vimos caer a Kong de lo más alto de Nueva York?

×